viernes, 18 de septiembre de 2015

Informe sobre la reunión TETA con los Necrones

   Hace mucho tiempo, y debido a la ingente cantidad de lideres que acumula Tulark, estuvimos divagando sobre hacer una partida que girase alrededor de una reunión directiva entre lideres Necrones y Eldar debatiendo el lamentable estado en bolsa de GW (en su momento al menos).

   Finalmente, hemos podido llevar a cabo tan disparatada idea, sobretodo gracias a Tulark, que se curró unas gráficas y una pizarra cuanto menos cachondisimas. Para moderar el debate, un Arconte Eldar Oscuro haría de intermediario neutral.


Por favor, tomen asiento.
   La partida era a 2.000 puntos, jugaríamos la misión de vórtice Punto Muerto, en la que generas 6 objetivos el turno 1, hasta 5 en el 2, 4 en el tercer turno... etc. Además, de nuevo Tulark parió unas reglas especiales para la partida (yo solo puse la mesa y unas Coca-Colas):


   - Cada bando aporta de base 3 políticos, pudiendo añadir uno más por 50 puntos cada uno. Los políticos son meros marcadores.
   - Cada inicio de turno, cada jugador tira un dado por político vivo que tenga, con un 5+ hace un "comentario incuestionable de extrema razón"
   - El bando con más "comentarios incuestionable de extrema razón" podrá elegir un objetivo y ese turno no puntuará, ya que los políticos deciden que "no es importante". En caso de empate nadie podrá desechar objetivos.
   - Cualquier jugador con una o más unidades en contacto con la "Sala de reuniones" puede cambiar su movimiento o su disparo (tienen que tener capacidad de disparo) para intentar matar a uno de los políticos rivales, tira 1D6 y a 6+ el político rival morirá en extrañas circunstancias.

   Mi lista podéis verla en esta entrada, Tulark llevaba (aproximadamente): una formación Decurión  con Líder, 2 de 10 Guerreros con Arca, 10 Inmortales en Guadaña, 3 motos con escudos y un Monolito. Además. llevaba una formación Pretoriano con un Stalker y 2 de 5 Pretorianos; y una formación Canoptek con 1 Araña, 4 peanas de escarabajos y 5 Espectros con látigo.

¿Porque el titulo de este informe es de este color? Y otras cosas de directivos
   Desplegamos en bordes largos por mera comodidad (eran 2000 puntos), gané la iniciativa y desplegué primero. En el centro de la mesa estaba la sala de reuniones, un elemento grande de escenografía que bloqueaba línea de visión (nadie querría dañar a su jefe, cofcof). Coloqué el caballero justo en frente para que "dominase" la partida, A su derecha, el Prisma, el Falcón con los Dragones, una de motos pequeña y los lanzas; a su izquierda, el Consejo motero, las otras dos de motos y el Serpiente. 

Mi despliegue, una pena que no se aprecien mejor mis cortinas.
   Tulark desplegó su Stalker en el centro, dejando a la izquierda al líder con los guerreros, la araña con los escarabajos, una de las unidades de pretorianos y los temidos espectros. En el otro flanco, los Inmortales, las barcazas y las motos.


Turno 1

   El intento de robar la iniciativa de Tulark se quedó en nada, por lo que empezaría el debate político. Los Eldar empezaron fuerte, dejando las cosas claras y ganando por 2 puntos a los Necrones. Sin saber que objetivos me tocarían anularía un objetivo en el área de despliegue de Tulark (el de mi flanco izquierdo). Robe los seis objetivos y estos me sonrieron, 2 objetivos a tiro, 1 que ya controlaba y la perita en dulce de lanzar 1 poder psíquico por un punto o 3 por dos puntos.


Todo listo para el combate
   Avancé tomando los objetivos, mientras disparaba todo lo que podía contra la línea Necrona. El Caballero volaría por los aires una Barcaza (Primera Sangre), aunque el resto de disparos fueron bastante insulsos. La palma de la habilidad se la llevo la Vyper, que quedo inmovilizada al posarse sobre unos barracones.


Los Eldar avanzan
   Al menos pude lanzar los tres poderes y sumar los dos puntos (las cartas de 1D3 las jugamos otorgando siempre 2 puntos), aunque eso casi también se tuerce cuando los 4 Brujos del Consejo fallaron al intentar lanzar Ocultar.

   
Los aturdidos Guerreros supervivientes de la Barcaza

   Aún así fue un turno muy productivo: 3 objetivos, 2 Puntos por lanzar 3 poderes psíquicos y Primera Sangre me daba un potente 6-0 para empezar.

   Tulark comenzaría la partida con un viejo ritual que repite mecánicamente en cada encuentro. Mira la mesa, y pronuncia: "Buff, no se que hacer. Hago escarabajos"

   Antes de ello, había robado sus 6 objetivos, con nefastos resultados: dos veces un objetivo en mi zona de despliegue, hacer rompe-líneas, otro objetivo controlado por mis tropas en el centro del tablero...


Tulark avanza
   Como la cosa no pintaba bien, decidió sabiamente avanzar todo lo que puedo e ir disparando al Caballero, al que quitó 2 heridas gracias al doble Cañón de Fusión del Stalker. Los disparos que no tenían a tiro al Caballero, se centraron en la Vyper inmovilizada, que fue destruida con facilidad. Las motos de mi flanco izquierdo se centraron en el Serpiente, al que dejaron con un solo punto de estructura pero operativo.


Los Escarabajos se lanzan contra las piern... contra las turbinas del Caballero.
   Los Escarabajos recién horneados se lanzaron al asalto, pese a no poder quitarle heridas al Caballero (iba a 6s); sobrevivieron a los pisotones y dejaron trabada a la bestia de guerra. En mi flanco derecho, sus Espectros avanzaron a toda pastilla, dispuestos a trabar mi Prisma.


Los Espectros se zampan el Prisma.
   Los Espectros también cumplieron, derribaron el Prisma y en la explosión resultante (gracias a un acerado) mataron a una de las motos que estaban detrás.

   Tulark no había podido puntuar este turno, las cartas de objetivo que nos tocaron en esta primera mano me fueron muy favorables, y encima él tuvo justo la suerte contraria. 


Turno 2

   Mientras, en la sala de reuniones, y citando textualmente a Tulark "Los Necrones empezaban a ordenar sus papeles y a darse cuenta de que el argumento de ser más altos no iba a valer" Pese a ello, el debate economicogeostático lo ganaron los Eldar por 2-1. Sabía que Tulark tenía que tomar el objetivo en mi flanco derecho, y los Espectros estaban muy cerca, por lo que tomé la decisión de anular el objetivo 2.

   Obviamente, la primera carta de objetivos que robé era tomar el objetivo 2. Tenía que tomar el objetivo de mi flanco izquierdo, matar a un personaje, lanzar un desafío, destruir una unidad y más importante, hacer rompe-lineas (si lo hacía con 3 unidades, 2 puntos).

   Desembarqué a los Dragones y maniobre el Falcón para que juntos acribillasen a los Espectros, el consejo también se colocó en posición para dispararlos. Las motos que tenían enfrente se les acercaron, para turbear junto a los Lanzas y el Serpiente; los 2 puntos de rompe-líneas estaban en marcha.

Maniobrando al solecito de la tarde
   Los Vengadores desembarcaron con intención de fundir a las motos necronas a golpe de shuriken, mientras el resto de motos se colocaban para disparar a los Pretorianos del centro de la mesa.

   La cosa no iba mal hasta la fase psíquica, lance varios poderes defensivos e intenté recuperar una herida al Caballero sin éxito; Viz´nta se puso como objetivo los Espectros, lanzando una Tormenta Espectral con 4 dados. El problema fue que saque 4 éxitos, se me olvido que puede repetir una tirada psíquica por turno, y el poder salió con área apocalíptica, pillando a mis propias motos con el poder antipersona (siempre hiere a 2+) y Fp3.

   El resultado fue el esperado, mis tres motos murieron y los espectros salieron ilesos gracias a su invulnerable, Supongo que mientras lee esto, Tulark se sigue riendo de mi.

Los Dragones y el Falcón le hacen la pinza a los Espectros

   Con la maniobra de rompe-líneas perdida, decidí solo turbear al Serpiente para pillar 1 punto, y turbear los Lanzas y el Autarca a lugar seguro. Los Dragones, el Falcón y el Consejo consiguieron meter 3 heridas a los Espectros, matando uno que ya estaba tocado y dejando heridos a dos más.

   Los Vengadores también cumplieron eliminando a las motos con 3 heridas no salvadas, y en el centro del tablero las motos combinadas pudieron destruir dos Pretorianos.

Los Lanzas y el Autarca se ponen a cubierto
   La fase de asalto no fue nada mal, el Caballero pudo destruir a los Escarabajos y consolidad 6UM, poniéndose a cubierto tras "la Sala de juntas"; las motos que habían disparado hicieron tiki-taka alejándose de los Necrones.

Fin del segundo turno Eldar
   Había podido hacer dos puntos (Rompe-lineas y destruir una unidad), por lo que acababa mi turno 8-0.

   Tulark no había hecho objetivos el turno anterior, por lo que tuvo que descartarse de una carta y no pudo robar ninguna. Tenía una Guadaña y un Monolito en reserva, pero no era su día con los (mis) dados y no llego ninguna de las dos unidades.

Esto si es una buena pinza
   Los Espectros que estaban recibiendo tantas atenciones se colocaron tras los Dragones; mientras los Pretorianos que les seguían se lanzaron a por el Falcón. Los Pretorianos del centro tomaron el objetivo junto a "la Sala de juntas",

   En la fase de disparo, los Guerreros de la Barcaza superviviente fundieron el último punto de estructura al Serpiente; mientras los Inmortales le metían una herida más al Caballero (le quedaban la mitad, 3 heridas). El resto de tropas Necronas mermaron a la unidad de motos con Cañón Shuriken,  poniéndola en fuga (aunque con la suerte de no salir de la mesa).

   En la fase de asalto, como era previsible, los Pretorianos se bajaron a mi último tanque operativo, el Falcón; y los Espectros mataron a 4 de los Dragones Llameantes, aunque estos pudieron huir de ellos y quedarse a unas pocas pulgadas del borde de la mesa.

   El turno de Tulark había sido más productivo, había sumado 2 puntos y ahora estábamos 8-2.

Turno 3

   Los gerifaltes seguían con su reunión con catering incluido, aunque esta vez a los Necrones les debió salir la actualización de Windows 10 porque sus argumentos no fueron los mejores...

La tirada de los Necrones no les deja en buen lugar.
   Tras ganar el debate de nuevo, anulé un objetivo en el área de Tulark y me dispuse a seguir manteniendo la ventaja.

   El Caballero estaba libre y con tres heridas, avanzó hacía al centro del tablero con intención de asaltar al Líder Necron y su unidad de Guerreros. Los Lanzas se posicionaron para asaltar a los Espectros, y los Vengadores y motos encararon a los Pretorianos del centro de la mesa.

El líder necron era el objetivo del Caballero
   En la fase psíquica, Viz´nta lanzó una Tormenta ancestral a los Inmortales (bien lejos de mis propias tropas), matando a 1. La fase de disparo fue más productiva, el Caballero falló el disparo contra los Guerreros (y eso que estaba guiado) pero con el otro tiro eliminó al Stalker. Los Vengadores pudieron matar a los Pretorianos del centro mientras el Consejo mermaba a la unidad de Espectros a la que iban a asaltar los Lanzas.

   La fase de asalto fue mejor aún, los Lanzas acabaron con los Espectros, y el combate entre el Caballero y el Líder no pudo salir mejor: el Líder falló contra el Caballero y en el primer pisotón saqué un 6 y aplasté sin piedad al general Necron y 3 de sus escoltas.

El Caballero sin piernas mata al Líder de un pisotón (lo hizo un mago)
   El turno había sido propicio, una de mis cartas era matar un personaje; junto a dos objetivos tomados sumaba ya 11 a 2 a mi favor.

   En esta ocasión, Tulark recibió a sus refuerzos, la Guadaña entró al tablero con el Caballero en el punto de mira; y el Monolito se plantaba delante de los Vengadores para teleportar a la unidad de Guerreros al objetivo 5 justo detrás de estos (objetivo que Tulark tenía dos veces).

Hola, soy un Monolito ¿conocen la palabra de los C´tanes?
   Los Inmortales movieron para tomar el objetivo 1, mientras la unidad de Pretorianos superviviente avanzaban sobre los Lanzas Brillantes. En la fase de disparo, estos hicieron una herida a los Lanzas, que asumí con el Autarca. Mientras, el Monolito y los Guerreros se cebaban con el Consejo Motero, matando a 3 Brujos y dejando a Viz´nta y un Brujo solos ante el peligro.

   En el otro flanco, la Guadaña y el resto de tropas descargaron todo lo que tenían contra el Caballero, pero este aguantó el chaparrón y quedo en pie con una sola herida.

La fase de movimiento Necrona
   En la fase de asalto, los Pretorianos asaltaron a los Lanzas, perdiendo 1 en el fuego defensivo pero matando a todos menos el Exarca y el Autarca.

   Había sido un turno productivo para Tulark, que sumaba 3 puntos y dejaba la partida 11-5.

Turno 4

   Empezaban a quedar pocas tropas, aunque eso era ajeno a las juntas directivas que discutían flecos tan importantes como si era mejor gráficos de barras o de quesitos en los informes. Aún así, los Eldar volvieron a dejar claro que la Telaraña era de su propiedad, anulando el objetivo 1 que estaba en poder Necron.

   Con el Caballero tan tocado, solo quería lanzarlo al asalto para hacer todo el daño posible, no sin antes meter un tiro al Monolito que me había caído en los morros. El resto de motos y los maltrechos Vengadores se dispusieron a acribillar a los Guerreros que había teleportado el Monolito.

   En la fase de disparo, el Caballero falló su disparo contra la Araña necrona, pero impactó y derribo al Monolito recién llegado. Los Vengadores se cebaron con los Guerreros, matando a 5 de ellos.

Los Jinetes Salvajes no son tan salvajes.
   En la fase de asalto, el Exarca cayó contra los Pretorianos; mientras los Vengadores y las dos de Motos asaltaban a los Guerreros, fallando estrepitosamente y matando solo a 1. Al Caballero le fue mejor y pudo eliminar a la Araña Necrona. Los turnos cada vez eran más cortos por la falta de tropas, la cosa era 14-5

   Tulark es un buen rival porque nunca deja de apretar, en este turno hizo correr a los Guerreros supervivientes del centro de la mesa para hacerse con la puerta de "la sala de reuniones" (que era el objetivo 3). El Arca levantó a tres Guerreros en el combate contra las motos; y la Guadaña avanzó hacía Viz´nta con malas intenciones.

   La fase de disparo fue corta, la Guadaña mató al Brujo que escoltaba a Viz,nta; el resto de tropas estaban trabadas o fuera de alcance.

   En la fase de asalto, los Pretorianos y el Autarca seguían el combate, pero esta vez el Autarca no pudo sobrevivir a la lluvia de impactos de Fp2. Los Guerreros trabados con las motos y los Vengadores ganaron el combate, haciendo huir a una de motos y al solitario Exarca Vengador superviviente. Afortunadamente, la otra unidad de motos aguantó e impidió que sus compañeros fueran alcanzados.

   Este turno los Necrones habían hecho dos puntos, por lo que al final del cuarto turno la partida iba 14-7.

Turno 5

      La partida expiraba, el debate con ella, los cansados Eldar se volvieron a imponer y anularon el objetivo 1 en el área de despliegue necrona.

   El Caballero se dio la vuelta y se fijó en los Guerreros Necrones en la puerta de "la sala de reuniones", dirigiéndose hacía ellos. Viz´nta turbeo hasta el área de despliegue rival a tomar un objetivo en la misma.

La partida llega a sus últimos compases.
   La fase de disparo fue inexistente, con el Caballero disparando a los Guerreros para matar a 1 y Viz´nta haciendo turbo; en la fase de asalto, el combate entre los guerreros y las motos no avanzaba; al menos Caballero pudo matar a 6 de los Guerreros.

   Con el objetivo tomado por Viz´nta, la cosa se ponía 15-7 a favor de Saim Hann.

   Tulark tampoco tenía muchas tropas que mover, los Pretorianos se lanzaron contra los Dragones supervivientes, y la Guadaña se maniobró hacia Viz´nta, desprotegida sin su consejo.

   De hecho, en la fase de disparo, el volador Necron dio buena cuenta de la Vidente Eldar, derribandola, y los Pretorianos hicieron lo propio con los Dragones.

   A estas alturas, sin apenas tropas en la mesa, Tulark decidió sabiamente que más vale recoger a gusto y sin prisas que agonizar un turno más. El turno y la partida acababa 15 a 10.

   En resumen, una partida muy divertida pese a la diferencia en puntos desde el turno 1, en el que tuve una suerte del copón y que marco mucho el resto de turnos. Los Eldar se impusieron el lo político, aunque no tuvo mucho efecto en la partida en general fue un toque bastante gracioso.

   Otra cosa que marco mucho la partida, y por lo que pido disculpas a Tulark, es que usé por error la tabla de fuerza D del anterior Codex Imperial Knight; por lo que cada impacto era un destrozo para los Necrones (aunque creo que solo el Monolito hubiera sobrevivido de verdad).

   Las reglas sobre política creo que pueden desarrollarse más, por ejemplo anulando un objetivo por cada punto de diferencia en la tirada. O permitiendo descartar un objetivo por otro de las misiones de vórtice. 

   Sea como sea, un placer volver a acoger a Tulark en mi humilde morada y esperando con ganas otra partida contra los Necrones y sus tres veces malditos marcadores de llama.

4 comentarios:

  1. Las derrotas de Tulark siempre son celebradas por sus Sparrings habituales!!

    Me ha encantado el informe, me lo he pasado genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Derrotar a Tulark siempre es una gozada si xD

      Eliminar
  2. Incluso intentando boicotearte tú mismo con la Tormenta ancestral (xD) has ganado con mucha diferencia. Creo que el azar fue un tercer jugador demasiado presente. Vórtice de guerra da pie a ello y, teniendo en cuenta la diferencia final de puntos, se podría decir que tuviste la victoria en el primer turno (y las reglas de políticos ayudaron a que esto se incrementara ligeramente). Un informe y partida muy entretenidos, y una mesa de juego que es una gozada visual.
    Personalmente no me gusta tanto cuando el azar no está equilibrado, pero es el peaje de Vórtice de Guerra, y me sigue gustando mucho más que Guerra Eterna. ¡Muy currado todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Lo de boicotearme a mi mismo es una vieja tradición xD

      Es verdad que a veces, en Vórtice de Guerra, te dan una mano de objetivos tan mala o tan buena que marcan la partida. En este caso Tulark sufrió las dos cosas, y pese a ser mejor jugador que yo, no pudo remontar un 6-0 desde el turno 1.

      Yo también prefiero pagar este peaje, este factor azar, porque es un sistema que por norma general da partidas mucho más divertidas y emocionantes que el clásico mata-mata.

      Eliminar