lunes, 18 de mayo de 2020

Regreso al pasado: la Reiksguard.

   Durante el glorioso mes que estuve tele-trabajando, con horario reducido y enfermedad afortunadamente leve; aproveche para avanzar el diorama. Pero este tenía muchas fases de "dejar secar" y aproveché para repintar una unidad acabada hace 15 años.

Todos sabemos que los realmente peligrosos son los caballos.


   Se trata de la caballería pesada de Fantasy más famosa, la sagrada Reiksguard. Estaban pintados a pincel seco y con unos sellos de pureza caseros bastante horribles. Y ya que Gorgoroth en La Armada me había avivado el hype de Fantasy y la vuelta a los orígenes, decidí que merecían una actualización.

Los antes

El mismísimo Mariscal Von Speek, origen de mi nick
   Me limité a quitarles el polvo, darle sombreados, perfilar toda la mini (cosa que hace 15 años pues como que no sabía lo que era) y sustituir o añadir muchos sellos de pureza.







   Creo que les ha ido bien lavado de cara, y era una manera de coger carrerilla para incorporar nuevas unidades, de momento estamos con los Arcabuceros, luego vendrán dos personajes, basear y repasar un Gran Cañón y la Reiksguard a pie. Con eso y 6 batidores tendré pintada por completo una lista de 1500 puntos y ya veré si añado alguna cosilla más.

viernes, 24 de abril de 2020

Diorama: el último de los V8

   Hace ya tiempo que quería hacer un diorama con la mini de Mad Max de Punkapocaliptyc y el Interceptor de las películas, si bien no sabía muy bien qué coche usar.

   Finalmente, di con la marca Greenlight Collectibles, que tenían varios coches basados en las películas originales, y de hecho compré el interceptor original, si los depósitos en la parte posterior, por lo que podría ubicar el diorama entre la primera y segunda película de la saga.

Si quieres hacer un crossover entre Mad Max y Sleepy Hollow, felicidades, ya has terminado.
   Compre una base ovalada del tamaño adecuado y dejé mi kit de Tamiya de accesorios para tanques pelado para este proyecto (de hecho tuve que comprar otro en la Flecha Negra), lo siguiente era desmontar el coche para facilitar el pintado e imprimar a aerógrafo todos los elementos por separado.

Finalmente sobró una señal de tráfico y alguna lata de gasolina, pero mejor no quedarse corto.
   Empecé por el interior, hice con la empuñadura de un bolter de los antiguos la esfera del motor sobrealimentado, y el resto solo lo pinté según las fotos del modelo original usado en la primera película que encontré por la red. Esta pieza después de la foto fue adoptada como juguete por una de mis gatas (no se cual, por eso aún viven ambas) y tuve que rehacer la esfera e improvisar un volante con una arandela de plástico.

Este viejo volante pereció en las fauces de una felina cabrona.
   Seguí con el interior pintándolo en negro (gris alemán con luces en gris neutro, gris pálido y sombras de gris alemán+negro) y lo llene de "equipaje" del magnifico set para tanques de Tamiya: mochilas, petates que pasaron a bolsas de basura, mantas, latas de gasolina, etc...). Una vez cerrado el coche, si giras la cabeza 45º, entra luz en un angulo de 90º y Venus esta alienada con Júpiter; se ve por las ventanillas que algo hay.

Mi coche en agosto cuando tengo que ir a Murcia.
   Lo siguiente era el chasis, primero lo imprimé en negro y le dí con el aero con marrón caova y amarillo ocre como si me salieran los botes gratis. Quedo horroroso. Siguiendo los sabios consejos de Raivan, volví a imprimar en negro, marque volúmenes con dos tonos de gris y posteriormente fui menos agresivo con los marrones.

Y mi coche cuando vuelvo en verano de Murcia.
   Aprovechando las sesiones de aero, pinte los barriles por el método de desgaste con sal de mesa, que nunca lo había hecho y tenía ganas de enredar. Posteriormente le dí pigmento Vallejo Amarillo Ocre Oscuro con fijador para dejarlos polvorientos (en la foto esta aún secando).

Hay que hacer un esfuerzo y no lamerlos.

Ultramarine diésel plus.
El barril Texas durante la pandemia.
    También aproveché la sesión de pigmentos para darle un buen viaje al chasis, aunque finalmente se llevaría otro más para corregir pegotones y/o zonas que tenía poco. Mientras, había imprimado las minis en negro y con el aero dado las primeras luces.

Perdí una oportunidad de oro de escribir "lávalo guarro" en el parabrisas trasero.
   Una vez añadidos más accesorios de Tamiya y corregidos los pigmentos, la estrella del diorama, el V8 Interceptor, estaba acabada.

Y yo por la vida con un Megane del 2004 de mierda. 




    Era turno de ponerme con las minis en sí, el perro (Albóndiga) era jodidamente pequeño, y el de la película es un chucho australiano mezcla entre perro, demonio de Tasmania, filtro de pelusas y alfombrilla. Pesé a llevarme un par de horas, creo que quedó bien.

¿Fui multado por salir a pasear este perro durante el confinamiento? Nunca lo sabréis.

No digo lo que pienso del original porque han pasado 30 años y hay que ser respetuoso con los muertos.
    Le tocaba turno a Max, genial la mini de Punka, llena de detalles y bien esculpida, fue un placer de pintar pese a que con una paleta de colores tan corta me exigió mucho.

Me quedo cara de loco, pero habría que veros a vosotros en sus circunstancias que cara se os queda.

Hecho en falta más detalles de color negro.
   Con todos los elementos pintados, era el momento de hacer la composición en la peana y dar una generosa capa de tierra amarilla de Vallejo como base del terreno, adornado con piedras varias, arena y arbustos de modelismo. Posteriormente le daría un lavado de amarillo ocre Model Air para oscurecer el terreno y un generoso lavado de Pigmento Amarillo Ocre Oscuro para darle un aspecto polvoriento y unificar tonos con el coche.

Los arcabuceros imperiales eran para vigilar que nadie lo tocase mientras secaba.
   La idea de todo diorama es contar una historia, en mi caso, nuestro torturado héroe ve varios barriles con el el cartel "Free Fuel Here", una trampa obvia que confirmé añadiendo una bomba de dinamita escondida entre los barriles. Pero la desesperación le hace bajar, y cuando esta sacando la lata de gasolina "oye" algo que le hace otear el horizonte escopeta en mano...

  He aquí mi homenaje a tan gran saga cinematográfica:









     Y este ha sido mi proyecto de este primer cuatrimestre de año, ahora toca volver a los orígenes más orígenes y acabar unas minis que tengo desde hace muuuuuchos años esperando turno.

  Como últimamente no salgo del tuiter (bendito pozo de odio humano), fue haciendo un hilo de todo el proceso: https://twitter.com/VonSpeek/status/1206678523458572294?s=20





lunes, 16 de diciembre de 2019

Knight models: John Constantine

  Nunca he sido fan de los cómics de super-héroes al uso (The Boys y Kickass son la "excepción"), pero siempre me han encantado los personajes de otras novelas gráficas, una de mis favoritas es la saga Sandman de Neil Gaiman.

   En una de sus (des)venturas, debe recuperar una serie de objetos que ha perdido tras años de cautiverio por unos descerebrados ocultistas que le invocan por error, y para recuperar uno de ellos recibe la ayuda de un personaje que me gustó mucho: un cazador de demonios - brujo llamado John Constantine que hasta entonces solo conocía por la película de Keanu Reeves (que molar, mola, las cosas como son).


   Pronto me regalaron un tomo (justo el de arriba) protagonizado en solitario por el bueno de John, quedé completamente enganchado, y en cuanto vi la estupenda miniatura de Knight Models para el juego de mesa de Batman, tuve que pillarla. La calcé en la última peana urbana de Studio Miniatures que me quedaba, reservada para la ocasión, y me puse manos a la obra.


      Pinte la gabardina con marrón chocolate de vallejo, iluminada con marrón chocolate + madera natural de la misma marca y sombreada con marrón chocolate + negro, usando medium mate para las mezclas. Para la camisa use la receta de blancos de siempre (gris neutral iluminado con gris cielo), y para el hechizo blanco puro y el efecto verde de Citadel que usan para pintar los Nighthaunt (que va de maravilla la verdad).




   Los pantalones los pinte con gris alemán sombreado con gris alemán + negro e iluminados con gris neutro y un poco de gris cielo. Para los zapatos use negro con el medium brillante, que da un efecto muy bueno, e iluminé con los consabidos gris neutro y gris cielo.





    Había un detalle que no trae la mini original y me parecía imprescindible, si algo caracteriza a este personaje es ser un fumador empedernido (casi tanto como yo), tocaba pues fabricar un cigarrillo. Tras muchas pruebas, (estirando plástico, la presilla de una etiqueta de ropa, etc...) Raivan me sugirió un pelo de escoba y Hetairoi una cerda de cepillo (y Suber un parche de nicotina). Finalmente, la cerda de un cepillo de dientes fue la ganadora y John pudo tener su cigarro.



   Intente hacer el efecto luz del hechizo sobre la miniatura (OSL que llaman los pros) con el aerógrafo y verde fosforito de Vallejo, pero mi inexperiencia con el cacharro me hizo cagarla y cubrí en exceso, aunque pude limpiarlo sumergiéndola en agua limpia rápidamente. Me costo repintar parte de la gabardina, camisa, pelo y cara; y por razones obvias se me quitaron las ganas de volver a intentarlo hasta que maneje con soltura el cacharro.


   Para la comparativa de escala esta vez no parecía adecuado usar la moneda, había otro objeto cotidiano más adecuado...

   Y con esta mini acabo la remesa que preparé e imprimé en septiembre tras acabar la Battlestar Galáctica: Adama y Tight; el elenco de La Princesa Prometida y finalmente, este John Constantine.

   Seguramente no me de tiempo acabar nada más este año, que cierro con una docena de minis y la nave terminada (que se llevo 6 meses de sesiones de pintura), estoy bastante satisfecho porque he tenido constancia para pintar al menos 3-4 días al mes y dejar finiquitados proyectos por el mero gusto de pintar; y eso, amigos, no tiene precio.

lunes, 2 de diciembre de 2019

La princesa prometida, foto de familia.

    Pues lo dicho, en 7 u 8 sesiones de las ultimas 5 semanas, he acabado el elenco de la Princesa prometida, no son para ningún juego (hace mucho que decidí pintar lo que me diera la gana sin pensar en juegos a los que nunca juego) y he disfrutado mucho pintándolas.

  Esta a mi nivel, efectista y resulton son más pretensiones, espero que os gusten.




   Ahora a por cierto personaje de cómic antes de seguir con otra remesa de minis peliculeras.

domingo, 1 de diciembre de 2019

Antediluvian Miniatures: Vizzini

   Pues última mini del proyecto Princesa Prometida acabada, junto con Fezzik, Iñigo Montoya, Buttercup y Westley; Vizzini, interpretado por Wallace Shawn, completa el elenco del clásico ochentero. 

El amigo que te ayudaba a ligar solo con ponerse junto a ti.
   Al igual que sus compañeros, le di doble imprimación a aerógrafo antes de pasar por los pinceles. El único "pero" que le pongo al esculpido es la estatura, debería ser más bajito respecto a sus colegas, pero por lo demás son miniaturas muy bien talladas.

   El jubón suponía un reto, en la película es de terciopelo verde con brocados dorados, tras un par de infructuosos intentos de hacer cuadriculas y detallarlo más, finalmente opté por una solución más cutre pero sencilla: unos puntos en dorado.





  Ha sido un gozo pintar estas minis, es una película a la que guardo mucho cariño y las miniaturas están a la altura. En breve, foto de familia.