viernes, 25 de abril de 2014

Informe de Batalla, La batalla de los 6 ejércitos, primera parte.

   El pasado lunes de Pascua, mi salón fue testigo de un cruento combate que enfrento a las fuerzas del Caos de Shargaz (1500 pts) y los Necrones de Tulark (1870) contra las Hermanas de Gonfrask (1000), los Ultramarines de Keyan (1000), el Caballero "Lady Anvil" de Filantropolo (370) y mis tropas de Saim Hann (1000). Si, 4 contra 2, pero no se quejaron, no mucho rato al menos.

Mi lista sobre una elegante bandeja de Ikea.
   El escenario medio improvisado era el siguiente. Un poderoso Príncipe Demonio había sido apresado por el adepta sororita de Gon, que desplegaría en un Bastión a la espera de refuerzos. Dos unidades de Exploradores Ultramarines las protegen a la espera de refuerzos, sus hermanos están cerca.

El Príncipe Demonio es oriundo de Marte
    Pero los Ultramarines no han llegado a tiempo, otro Príncipe Demonio lidera el rescate, con un Señor del Caos con su armadura de exterminador consagrada a Nurgle, al igual que los 20 hermanos tocados por el padre que esperaban en sus Rhinos. 3 Arrasadores hacían de escolta a su Señor, ávidos por empezar las hostilidades.

El mal acecha  desde las ruinas.
   Para empeorar las cosas, una cohorte Necrona aparecería por el otro flanco, el demonio prisionero poseía algo que les pertenecía, un cubo de Tesaracto que el demonio había usado para almacenar las almas de cientos de Eldar exiliados (lo que viene siendo una neverita disforme).

 Las fuerzas Necronas estaban comandadas por el Viejo ARN en su areopatín, con su escolta de Espectros. 3 Destructores y un Dj les seguían en ritmo, las Arañas y el Stalker ocuparon posiciones más centradas, dejando el flanco para la Barcaza con 10 Guerreros y el poderoso Pilón. En la reserva, aguardaba una Guadaña con 10 inmortales y un Ciempiés.

Despliegue de Tulark

Turno 1

   El Imperio intento robar la iniciativa, pero falló, por lo que el mal empezaría a moverse. Como es tradición, las Arañas hicieron escarabajos, y debían ser de los gordos porque cada araña se comió una herida.

Bien Javi, bien
   Las fuerzas del Caos se abalanzaron contra el objetivo, con el Príncipe Demonio lanzando poderes a las pobres hermanas, que empezarían a sufrir baja tras baja ante la tormenta que se le avecinaba.

A las Arañas les pica el culo
   El primer turno Imperial empezaba con las escasas hermanas que habían salido vivas refugiándose en el bastión, pero la batalla apenas comenzaba, la llegada de los Ultramarines fue recibida con esperanza, la del Serpiente Eldar con la librea de Saim Hann desconcertó momentáneamente a los defensores, pero cuando la Guardia Espectral desembarco y atacó a los Necrones, los mon keig respiraron aliviados.

Viz´nta creyó oportuno mandar solo esto al principio.
   Los Ultramarines llegaron dándolo todo, Keyan lanzo la escuadra de Asalto en cápsula contra los escarabajos, las motos llegarían por el otro flanco, mientras el Vindicator y los Centuriones tomaban posiciones para atacar a los arrasadores y al Hellbrute.

Los marines limpian los barracones a golpe de lanzallamas
Los Centuriones apuntan al Hellbrute (foto de Keyan)
   La fase de disparo fue regulera, los Guardias Espectrales solo pudieron matar un espectro, herir a otro y dejar al Líder con solo una herida, pero el Serpiente no pudo herir al Príncipe Demonio, derribado por las Sororitas supervivientes a fuego de sagrado bolter.

Se han quedado cortos...
   Por fortuna los marines tuvieron mejor puntería, eliminando al Hellbrute; y las hermanas estaban dando el callo, destruyendo el Rhino de unos plagosos con las Serafines antes de asaltarlos.

Las Serafines repartiendo
   Las motos eliminaban a dos de los tres destructores Necrones, que no pudieron autoreparse. El asalto, por desgracia, no sería tan efectivo, y todas las hermanas cayeron sin lograr derribar un plagoso.

El combate es corto y Brutal
   Al otro lado del bastión, los marines de asalto eliminaron a todos los escarabajos gracias a los lanzallamas, por desgracia el Vindicator no acertó de lleno en su disparo y apenas pudo herir a los Arrasadores.

Turno 2

   Las fuerzas del mal sabían que muchas más tropas estaban al llegar, por lo que se lanzaron a por sus objetivos, el Líder Necrón se separó de los Espectros, mientras la Guadaña hacía aparición tras ellos, sobrevolando al resto de la línea Necrona que avanzaba al unisono. Los Marines de Plaga, fuera de sus vehículos, se disponían a asaltar el bastión y acabar con las hermanas que lo defendían a Bólter y oración.

El demonio observa el combate.
   Los Necrones elimaron, gracias al Ciempiés llegado de la reserva y al Pilón, a 3 Guardias Espectrales; mientras los Espectros que quedaban asaltaban a los supervivientes y a su vehículo, derribando el ya machacado Serpiente.

Los Espectros y el Ciempiés se colocan tras los Vehículos.
   Mejor suerte corrieron las motos Ultramarines, que pesé al castigo recibido solo perdieron 2 motoristas, quedando otros dos para incordiar en retaguardia. Los Centuriones habían atraído la atención de los Arrasadores, que mataron a dos a golpe de cañón de plasma.

Mala pareja de baile para las motos.
   El Viejo ARN, con su última herida, asaltó a la canonesa que custodiaba el Demonio; pero esta demostró tener una puntería tremenda con su pistola de fusión, eliminando al Líder Necron con un tiro en el fuego defensivo. 

   Las tropas Imperiales recibían nuevos refuerzos, Lady Anvil hacía aparición por el centro del tablero, disparando su cañón de batalla contra los numerosos marines de plaga que atacaban el bastión.

En su bautismo de fuego el Caballero estaba dispuesto a hacer estragos
    Junto a la masiva maquina de Guerra, en este turno entró una unidad de Jinetes Salvajes, los Veteranos y el Biblio Ultra y un Prisma. Las motos se colocaron junto al Sargento Centurión, dispuestos a apoyar con sus Cañones Shuriken, el Prisma busco posiciones de tiro y Viz´nta decidió dormir un rato más y no salir este turno, por no perder la costumbre.

El maldito Rhino esta en medio.
Las tropas empiezan a confluir en el centro del tablero.
   Los disparos de los defensores empezaron a hacer daño, el Knigh eliminó un buen puñado de plagosos con dos tiros de Cañón de Batalla y el fuego rápido de los Veteranos Ultramarines; el Prisma le hacía un superficial y un interno al Rhino, que salió vivo; entre el Centurión y el Vindicator eliminaron a los Arrasadores y el Señor del Caos; y las motos eldar apenas pudieron eliminar un Plagoso más.

   En la fase de asalto, los moteros destruyeron el DJ Necrón, pero la Guardia Espectral perecería en su combate con los espectros.

Las llamas de Tulark se vuelven en su contra
La Guardia espectral lo tiene crudo.
   Y entre tanta destrucción, el demonio cautivo reía sin parar, complacido por la matanza en su honor.

Ak ak akk ak ak ak AK AK!

   Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario