martes, 16 de septiembre de 2014

Ya va siendo hora de volver...

   Tras unas largas y supuestamente merecidas vacaciones, en las que he visto playa, montaña y monumentos a casco-porro, ya va siendo hora de volver a frikear.

   La idea era volver con un informe de batalla en condiciones de mi tercera partida de la Liga ripense de 40K, pero en un acto de habilidad me deje la cámara, por lo que solo hay unas fotos cutres hechas con el móvil.

   Me enfrentaba a Ivan y sus TAU, en una partida que consistía en controlar cuadrantes para puntuar, además de un objetivo central que valía 5 puntos al final de la partida y tres objetivos tácticos que valían otros tres puntos.

El centro del tablero
   Me las prometía muy felices porque iba primero, pero me robaron la iniciativa y empecé a remolque. No jugaba contra TAU desde 5ª edición, y ya entonces solo pude rascar un empate, pero tras la primera salva de mi rival me quedo claro que lo iba a tener complicado.

Mi flanco derecho duro poco
   El hecho de no sacar más que un poder en toda la partida (y ninguno en el primer turno) no me ayudo mucho, y aunque pude neutralizar una unidad de rastreadores y mermar las otras dos, fallé unas cuantas tiradas de esquivo, condenando a mis tanques.

   Las motos solas no pudieron rendir bien, y ambas unidades terminaron huyendo de la mesa tras las "atenciones" recibidas.

   A la infantería la condené yo mismo cuando desembarque en el turno dos y la fase de disparo fue insuficiente, dejándome vendido ante la potencia de fuego de un rival que jugó bien a maximizar sus puntos (la cabeza de la Liga esta muy apretada) y me hizo un doloroso 20-1.

   Mi siguiente partida es contra el otro jugador que aún no ha ganado una partida, así que será un duelo en la cumbre entre mis moteros y los Manos de Hierro de Mike.

   El verano ha sido largo, y aunque no he tocado un pincel (los viajes y los Fantasmas de Gaunt tienen mucha culpa de ello) saque un día para probar las reglas y las listas de "No hay tiempo para la paz" con Lu y Tulark.

Mis tropas se canean con los Águilas Rojas de Lu
   Jugamos un triangular y en la primera partida me enfrenté a Lu, se lanzó sin pensarlo mucho a campo abierto y la hice pagarlo caro, pesé a ello, como se juega con misiones de vórtice, solo pude ganar 2-0.

   En la segunda partida se enfrentaron Tulark y Lu, ganando esta vez los marines a los aviesos Necrones gracias a un espectacular turno en el que Lu hizo 4 puntos de victoria. Aún así Tulark estuvo cerca del empate y solo perdió por un punto.

Los escarabajos intentan dar la vuelta a la partida
   Ya en la tercera partida, y pese a empezar muy bien, perdí contra Tulark 6-4 cuando en un épico cuarto y último turno Tulark me hizo 3 puntos que remontaban la partida (si, mis motos volvieron a huir).

   Muy recomendable este sistema de patrullas, permite jugar partidas muy diferentes gracias a la cartas de misión (aunque pueden salir muy desequilibradas, no aptas para pro-gamer) y sobretodo muy rápidas; jugando partidas completas en menos de una hora.

   Ahora toca retomar proyectos apartados (Centinelas, Zombis, Caballeros...) e intentar no viciarme mucho al Diablo 3, aunque hasta que no caigan los demonios mayores eso va a estar complicado :P

1 comentario: