lunes, 27 de febrero de 2017

III Interludio de La Armada 2017; crónica y fotos

   Un año más, hemos sobrevivido al Interludio de La Armada. Este año, en su tercera edición no consecutiva, la principal novedad era que jugaríamos con equipos y reglas de Kill Team (200 puntos) para poder disputar cuatro partidas de forma muy distendida.

   De nuevo nos acogieron en la magnifica tienda Bilbogames, que dispuso 6 mesas muy chulas y bien pintadas para los enfrentamientos, además de atendernos tan bien como siempre y reservarnos un genial regalo para el sorteo como veremos más adelante.

 
La tienda durante el torneo.
   Los retos los habíamos pactado vía foro, yo había lanzado el guante a nuestros cuatro anfitriones, el primero de ellos era Pjgmaf con una lista de Necrones que le llevaría horas y auténticos quebraderos de cabeza cuadrar y afilar: 14 o 15 Guerreros Necrones (ninguno de los dos los contamos)

   Yo llevaba una lista basada en las motos Eldar que a priori parecía realmente dura, pero partida tras partida quedó demostrado que 7 miniaturas son muy pocas y cada baja un dolor. 

   La partida era a tres objetivos, desplegué primero cubriendo todo el tablero posible y esperaría a los Necrones, diezmándolos para coger los objetivos los últimos turnos.

Pedro señala donde esta escondido uno de los Necrones, no llegue a ver más de tres en toda la partida
   El plan empezó mal cuando mi rival robó la iniciativa, empezó a avanzar tapándose con la escenografía y me fue achicando. Yo iba disparando a los Necrones que veía, pero las coberturas que tapaban linea de visión, protocolos de reanimación y mi propia puntería impedía hacer bajas a un ritmo adecuado.

   En el cuarto turno, falle 3 tiradas de salvación y me quede con solo dos motos y la Vyper tocada, así que pensando que íbamos 2-2, no quise arriesgar en exceso el quinto turno para afianzar ese empate. Gracias a una mano inocente la partida acabó allí, pero posteriormente nos dimos cuenta de la regla "Romper al ejercito" (+1PV por dejar al rival por debajo del 50%) y acabé perdiendo 3-2.

   En el resto de mesas, los demás jugaban su primera partida:

Shargaz le demostraba a Crom las virtudes de los Cultistas.
Los Lobos de Gon limpiaban un asentamiento minero del Culto Genestealer de Gran Maorí
Los Orkos de Inpardos se imponen por la mínima a las Hermanas de Keyan
Los Devoradores de Mundos de Lu y los Ángeles Sangrientos de Rinzler luchan mientras Khorne come palomitas.

   Derrota por la mínima pero derrota, lo siguiente partida me enfrentaría a los Ángeles Sangrientos de Rinzler en un tablero "de infinity" lleno de edificios. Si lista era de exploradores con diverso armamento y miembros de la compañía de la muerte con retro,

Las cubiertas de Balaidos eran más resistentes que las de este poblado.
   Cubrí los pasillos largos con las armas pesadas y distribuí el resto de motos por todo el ancho, era un escenario de tres objetivos y con combate nocturno todo el rato. La partida comenzó perfecta, un único tiro de misil de fragmentación sobre su líder, que hirió y mato al explorador pese a su capa, la cobertura y el sigilo me otorgaba dos puntos.

La escopeta, el arma de los héroes.
   Por desgracia las cosas se fueron torciendo, Rinzler uso sabiamente los edificios para acosar a las motos con los exploradores y los retros para asaltar y trabar a dos en un combate eterno. Aunque pude eliminar a varios exploratas y dos retros, de nuevo en un turno fallé tres salvaciones, la moto mejor posicionada tras sus lineas huyó al quedarme por debajo del 50% y solo pude intentar la heroica con el líder, que asalto y perdió tras tres rondas de combate.

El clásico asalto desesperado de los últimos turnos que jamás ha salido bien.
   Fui aniquilado en el quinto turno y cuando echamos cuentas había vuelto a palmar 6-2. Vaya con la superlista de motos. Aunque por otra parte, creo que alguien que come ensalada en un local de hamburguesas no debería llevar Ángeles Sangrientos :P

   Mientras tanto, los demás iban a lo suyo:

Keyan y Crom se enfrentan en una batalla "mayor"

Los Orkos de Inpardos dan buena cuenta de los Losbos de Gon
   Era la hora de comer y nos desplazamos al local de Hamburguesas gigantes, acorde a una ciudad como Bilbao que estaba celebrando el Carnaval con conciertos de rock a las 4 de la tarde para iniciar a los niños disfrazados de Pocoyo y Bob Esponja en el satanismo.

   A la vuelta, tocaba tercer escenario, "Cazadores de cabezas", donde me enfrentaría a Crom en un autentico páramo sin cobertura alguna. Crom llevaba 8 elegidos con dos armas pesadas y una diana pintada en el pecho.

El paraíso de un TAU
   Era una partida que Crom no podía ganar (ni disputar), aburrida y descompensada, me sentí sucio mientras disparaba a sus tropas en campo abierto fuera del alcance de sus armas; y tras tres anodinos turnos y 6 bajas, Crom concedió la partida y me lanzó un bolígrafo que impactó pero no hirió.

 
Rinzler y Gran Maorí luchaban en una mesa cercana.
Shargaz y Keyan se enfrentan en el duelo más internacional del torneo, es un milagro que coincidan en el mismo país.
   Tras mi miserable victoria, me quedaba una sola partida contra los nativos, esta vez sería Inpardos, que amenazó con echarme de su casa esa noche si no le dejaba ganar (a ver si cuela)

   La misión consistía en sacar todas las miniaturas posibles por el lado contrario de la mesa, yo como defensor debía impedirlo. Su lista era de tres Kopteros y un Camión lleno de guerreros.

¿Veis los Orkos de Inpardos? Pues yo tampoco los vi.
   Con un considerable error de calculo, pensé que tendría tres rondas de disparo para frenar el camión, y desperdicié un turno machacando a los Kopteros para que no huyeran. Obviamente solo disponía de dos rondas, y en la que me quedaba el camión cargado de Guerreros sufrió un interno del lanzamisiles de la Vyper que paso a superficial por la chapa. El resto de disparos de Cañón y Catapulta Shuriken sencillamente no impactaron o no penetraron el blindaje.

   Puse los dos cañones Shuriken delante del camión a la desesperada para ver si un "Victoria o Muerte" lo paraba, pero el primero huyó y el segundo sacó un 1 para penetrar blindaje. El camión y uno de los Kopteros salió de la mesa y dejo la partida en tres turnos y un 12-1 que hacía a Inpardos campeón del torneo.

Shargaz y Rinzler se juegan la segunda plaza.
   Había sido un gran torneo, muy divertido pese al resultado. La clasificación, de cabeza a falta de fuentes oficiales, creo que fue la siguiente:

1º Inpardos (Orkos Fast & Furius))
2º Rinzler (Ensaladas Sangrientas)
3º Gon (Lobos clásicos)
4º Pfgmaf (14 o 15 Necrones)
5º Shargaz (Caos y cultistas)
6º Keyan (Hermanas ultras)
7º Lu (Devoradores de Pintxos)
8º Crom (Elegidos para conceder)
9º Von Speek (Saim Hann con ruedines)
10º Gran Maorí (Culto "hemos venido a divertirnos")
   En el sorteo hubo dos sorpresas, una histórica: tras 8 años me volvió a tocar un premio que dilapidé en niños zombis (imprescindibles); y Bilbogames se lo curró regalándonos un Knight Imperial (sin trampa ni cartón) para el sorteo. Estamos pensando seriamente celebrar el torneo de Madrid en Bilbao, es bien sabido que los torneos de Bilbao se celebran donde les salga de los huevos.

   En general fue un buen torneo y un magnifico viaje que rematamos con carnaval, pintxos y excursión a San Juan de Gaztelugatxe (tras los casi 300 escalones aún tengo las piernas como un cervatillo recién nacido)  antes de volver a Madrid. 

   Solo añoré una cosa. Es mi tercer viaje a Barakaldo y su periferia bilbaina y no llovió ni un solo día. Incluso he tenido que lavar el coche al volver, esperemos que no se vuelva a repetir y nos caiga la del Emperador el año que viene, como debe ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada