domingo, 26 de marzo de 2017

Studio Miniatures: Mad Max

   Siempre he sido fan del cine post-apocalíptico, y dentro de ese sub-genero, una de las mejores es Mad Max.

¿Porque no tengo este póster colgado en la frikiteca?

   La versión original es la que dio fama a un jovencisimo Mel Gibson, y aunque adquirí en las Freak Wars la excelente versión de Punkapocalyptic, mucho antes había adquirido la de Studio Miniatures, que me vendría bien como conejillo de indias para un futuro.

Aún tenía pelazo
   En primer lugar calcé la miniatura en una peana de 30mm, no tuve que quitar mucha rebaba, aunque el esculpido sea algo desproporcionado (es más cabezón que Ernesto Sevilla y el brazo derecho parece un jamón crudo), el casteado de esta marca suele ser excelente.

Al turrón

   Pinté la piel de marrón para tener una base y sombras, después en color carne, que fui iluminando mezclado con amarillo y gris cielo para las luces finales. Para la barba de unos días dí veladuras en Gris Alemán.

Algún día aprenderé a pintar ojos.
   El resto fue bastante más rápido, pinte toda la ropa en gris alemán, use negro puro para sombrear y con gris alemán mezclado con gris neutro fui iluminando. El resto fue pintar los escasos detalles metalizados e ir dando lavados en negro localizados donde fuese necesario.

La escopeta debe pesar mucho, porque vaya brazaco ha echado.

   Por último, pinte la peana en color arena y use pigmento siena en abundancia para dar el efecto polvoriento. Y acabado, en apenas una tarde y unas 4 horas.

La foto es una castaña
Se me olvidó darle la vuelta al euro.
   Ahora a pintar uno o dos zombis para seguir manteniendo una proporción justa entre supervivientes y Zs en el Zombicide.

2 comentarios:

  1. Te ha quedado muy propio. Reconocible al 100%.
    Homenaje perfecto. Enhorabuena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, para pintarlo en 4 horas estoy satisfecho, y me ha valido como conejillo de indias para el de Punka, que lo pintaré con más cariño.

      Eliminar